La mayoría de nosotras, a la hora de comprar unos zapatos, nos dejamos llevar por su estilo, diseño y color, pero la mayoría de veces pasamos por alto una de las características más importantes: el confort. Como expertos en calzado cómodo, creemos que no se hace suficiente hincapié en la importancia que tiene para nuestra salud este aspecto. Por este motivo, en esta ocasión queremos dedicar este espacio a descubrir las ventajas para la salud de los zapatos cómodos de Doctor Cutillas.

¿Por qué es tan importante para la salud elegir zapatos cómodos?

Los pies, formados por multitud de pequeños huesos, músculos y ligamentos, son el soporte de nuestro cuerpo y la base de nuestra postura. Son quienes nos transportan y nos mantienen erguidos. Su correcto apoyo y alineación permiten que tengamos mejor equilibrio y estabilidad. Sin embargo, a pesar de ser una de las partes más importantes de nuestro cuerpo, no se les presta la atención y cuidados que precisan, sufriendo las consecuencias de nuestros malos hábitos. Según datos proporcionados por la Asociación Española de Medicina y Cirugía del Pie y Tobillo, el 70% de la población española padece de algún problema en los pies, pudiendo haberse prevenido.

Un calzado inapropiado no sólo afecta directamente al bienestar del pie, también puede impactar en el funcionamiento y salud de las articulaciones, la columna vertebral, o las cervicales. De hecho, es sabido que muchas de las deformaciones de los pies y de las patologías del aparato locomotor y circulatorio son consecuencia de haber empleado un mal calzado durante largos períodos de tiempo. Un zapato cómodo, diseñado en base a criterios ergonómicos y con materiales de calidad, como el de Doctor Cutillas, nos reportará el cuidado y descanso que necesitamos.

¿Qué ventajas aporta a nuestra salud el calzado de Doctor Cutillas?

Comprar zapatos cómodos de Doctor Cutillas nos aporta múltiples ventajas, y no solo se trata de la sensación placentera de confort que estos nos reportan. Nuestro calzado cuenta con características especiales que cuidan de nuestros pies. Al proporcionar una pisada saludable, éstos contribuyen al correcto funcionamiento de las articulaciones y del sistema circulatorio. En definitiva, cuando invertimos en un calzado cómodo y de calidad, como el de Doctor Cutillas, estamos invirtiendo en nuestra propia salud. A continuación, os contamos por qué:

1. Previene dolencias en los pies

Según los especialistas, la elección de un calzado inadecuado puede acabar dañando tu pie con rozaduras, ampollas, callos, juanetes o deformaciones, como dedos en garra o fascitis plantar. Incluso puede provocar lesiones graves como esguince de tobillo, caídas en personas mayores, y dolencias en las articulaciones o la espalda. La mejor forma de prevenir estas molestias y dolencias en los pies es apostar por un calzado cómodo, que se adapte a nuestros pies (y no al revés), fabricado con pieles y/o textiles suaves, flexibles y transpirables, y que incorporen suelas amortiguadoras de impactos y que ofrezcan un óptimo reparto de las presiones plantares.

2. Contribuye a mejorar nuestra postura corporal

La mala elección del calzado puede afectar a nuestra postura corporal. Cuando vestimos unos zapatos adecuados, es mucho más fácil mantener una postura natural, sin que nuestras articulaciones ni la musculatura se vean afectadas. A la hora de comprar unos zapatos se deben tener en cuenta sus tres medidas: largo, ancho y alto, pues nuestros pies son tridimensionales y muy diferentes unos de los otros. Un calzado adecuado debe respetar la anatomía del pie, su longitud y anchura en todos los niveles, vestir el pie sin deformar la marcha, y asegurar el equilibrio estático y dinámico.

3. Mejora el proceso de circulación sanguínea

El calzado debe respetar la circulación arterial y venosa. Cuando unos zapatos no son cómodos o nos aprietan, pueden afectar a la circulación sanguínea provocándonos hinchazón de pies y piernas e inflamación de venas. Unos zapatos confortables, como los de Doctor Cutillas favorecerán el retorno venoso, y evitando la aparición de edemas y de problemas de varices.